¿el café brûle-graisse funciona realmente? la verdad

El café es una de las bebidas más populares en todo el entorno. Además de ser delicioso y energizante, se ha sugerido que puede tener efectos beneficiosos para la pérdida de peso. En este artículo, analizaremos el concepto de café brûle-graisse y si realmente puede ayudarte a quemar grasa.

Índice
  1. ¿Qué es el café brûle-graisse?
  2. Los peligros del café brûle-graisse
  3. ¿El café ayuda a perder peso?

¿Qué es el café brûle-graisse?

El café brûle-graisse es una bebida que se ha popularizado en las redes sociales, especialmente en TikTok. Consiste en una mezcla de café y limón que supuestamente tiene efectos milagrosos en la pérdida de peso. La receta exacta implica agregar el jugo de un limón a 240 ml de café y consumirlo en ayunas.

Según se dice, esta bebida caliente puede ayudar a quemar la grasa abdominal de manera rápida y ofrecer resultados inmediatos en la pérdida de peso. Sin embargo, tener en cuenta que estos supuestos beneficios pueden no ser tan efectivos como se cree.

Los peligros del café brûle-graisse

Mientras que el café y el limón tienen propiedades individuales que podrían ser beneficiosas para la salud, mezclarlos en una bebida puede tener consecuencias negativas. Varios expertos en nutrición y salud han advertido sobre los peligros de esta combinación.

El café, ya sea caliente o frío, no ha demostrado científicamente que promueva la pérdida de peso. Si bien puede aumentar el ritmo cardíaco y el gasto de energía, el consumo excesivo de café puede provocar insomnio y problemas cardíacos. Por otro lado, el limón, a pesar de ser una fuente de vitamina C y antioxidantes, no tiene ningún efecto significativo en la pérdida de peso.

Además, mezclar café y limón puede ser agresivo para la mucosa intestinal y causar trastornos digestivos graves. Muchas personas que siguen esta tendencia también optan por reemplazar una comida completa por esta bebida, lo que puede resultar en una restricción calórica extrema y provocar trastornos alimentarios a largo plazo.

El café brûle-graisse no es una solución milagrosa para la pérdida de peso. En lugar de confiar en esta bebida, es recomendable seguir una alimentación equilibrada y tener una actividad física regular para lograr una pérdida de peso duradera y segura.

¿El café ayuda a perder peso?

Aunque el café brûle-graisse puede no ser efectivo, existen evidencias de que el café en general puede tener ciertos beneficios para la pérdida de peso. La cafeína, presente en el café, puede estimular la termogénesis, que es la producción de calor en el cuerpo. Esto puede aumentar el gasto de energía y ayudar a quemar más calorías, incluso en reposo.

Un estudio científico publicado en la revista Journal of Functional Foods encontró que el consumo de café puede contribuir a la pérdida de peso y prevenir la acumulación de grasa. Sin embargo, las pérdidas calóricas son mínimas, alrededor de 50 calorías por cada 200 mg de cafeína consumida.

Es importante destacar que estos beneficios solo se obtienen al consumir el café sin agregar leche ni azúcar. Además, se ha observado que los efectos de la cafeína son más notables cuando se consume antes de realizar actividad física. Un estudio español publicado en el Journal of the International Society of Sports Nutrition sugiere que la cafeína puede aumentar la oxidación de las grasas, especialmente por la tarde.

Si bien el café puede contribuir a la pérdida de peso, es importante recordar que no existe una solución mágica. Para lograr resultados duraderos, es necesario seguir una alimentación equilibrada y variada, así como practicar ejercicio regularmente.

El café brûle-graisse puede parecer una solución rápida y sencilla para perder peso, pero no hay evidencia científica que respalde sus supuestos beneficios. Tener en cuenta que la pérdida de peso saludable y duradera se logra a través de una alimentación equilibrada, la práctica de ejercicio regular y el cuidado de la salud en general. Si estás buscando perder peso, es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de seguir cualquier moda o tendencia.

Subir